Ideas para decorar el cuarto del bebé

La ilusión del último trimestre del embarazo es ideal para comenzar a preparar el cuarto de tu bebé. Es el momento perfecto porque seguramente ya no te sientes tan cansada como en los trimestres anteriores, si lo deseaste, ya sabes el sexo de tu bebé y además, estás más tranquila porque el riesgo de perdida ya ha disminuido.

Así que si te sientes lista para comenzar a trabajar en ese bello espacio para tu bebé. Primero que todo, es importante que a la hora de decorar el espacio para tu pequeño, escojas colores  suaves para pintar las paredes, de esa manera, tu bebé sentirá tranquilidad en su cuarto y por tanto dormirá mejor.

La iluminación del cuarto es algo para tener en cuenta, los bebés duermen mejor en un ambiente oscuro, pero recuerda colocar una lámpara de mesa para que cuando le des de comer tengas una luz más tenue. También puedes colocar una lámpara nocturna, de esas que se conectan en los enchufes para que te ilumine un poco cuando tienes que moverte por el cuarto y, no tengas que prender la luz corriendo el riesgo de despertar a tu bebé.

Las cortinas son muy importantes, en especial durante las siestas diurnas de tu bebé. En cuanto a los muebles del cuarto, necesitas una cuna, un armario y un cambiador ante todo, también es recomendable una silla o mecedora para alimentar a tu bebé cómodamente. El colchón que escojas para la cuna de tu bebé puede ser de espuma, de resorte o anti-alérgico, pero es importante que tenga una superficie lo suficientemente firme con buenos materiales.

Existe una gran variedad de ropa de cama para decorar y mantener abrigado a tu pequeño, puedes escoger la que mejor se adapte para la cuna, pero recuerda que debes evitar las partes sueltas en la cuna, que puedan cubrir la carita de tu bebé y correr el peligro de aumentar el síndrome de muerte súbita. Las cobijas, además te pueden ser muy útiles para llevarlas contigo a todas partes y cubrirlo en el coche o para acostarlo en lugares donde no tengas acceso a un espacio cómodo para él.

Por último, el momento de decorar el cuarto es de las partes más divertidas durante los meses de embarazo. Entre los accesorios de decoración encuentras tapetes para lograr un ambiente más acogedor, sestas para la ropa sucia, móviles, mecedoras y gimnasios. El momento ideal para satisfacer lo que muchos expertos llaman “el síndrome del nido”, un impulso que sienten las mujeres embarazadas de preparar la casa para la llegada de su bebé.

 

Fuente: www.metrocuadrado.com